lunes, 24 de septiembre de 2007

María Cristina Ramos, poeta de la hondura y la sutileza


MARIA CRISTINA RAMOS

Poeta de la hondura y la sutileza

No hay forma de trabajar con la palabra que no implique el ahondar en el pensamiento. A más riqueza léxica, a más precisión en el armado de una frase, a más rigor en el armado de un texto, equivale un crecimiento en el pensar, y cuando se trata de poesía, equivale a un crecimiento en el sentir, una ampliación del territorio de la sensibilidad.”

María Cristina Ramos

Suele decir que empezó a escribir para chicos cuando los suyos eran pequeños. Y su primer libro fue uno de poemas: “Un sol para tu sombrero”. En realidad hacía mucho que escribía porque también leía mucho y la escritura es para ella una manera de vivir, un espejo que revela cómo uno está plantado frente al mundo.

Es del Sur de Mendoza pero más que las montañas ama el mar. Es como si misteriosamente se sintiera habitada por el mar. Confiesa que entre sus poetas preferidos están Gelman y Pessoa, la Orozco o a la inigualable Marosa, aunque también la seduce la escritura de algunos de los autores más jóvenes. Es Profesora de Literatura y trabaja en capacitación docente. Coordina talleres de lectura y escritura; "durante veinte años para niños, ahora para adultos, solamente".

Escribió cerca de 30 libros para niños, entre poesía y narrativa. Sobre su obra dice la profesora Lidia Blanco:

"La producción de María Cristina Ramos tiene como rasgo fundamental la recreación de la voz y el pensamiento de la infancia. Minuciosa en la elección de la palabra poética, enlaza con hilos sutiles la espontaneidad del habla cotidiana de los niños con la profundidad de su decir poético que levanta vuelo y construye escenarios fantásticos en espacios poco visitados por los habitantes de las grandes ciudades. La naturaleza participa y brinda credibilidad a la narración porque el discurso se nutre de aire fresco, de charquitos, de montañas, de árboles frondosos. Los personajes infantiles andan en libertad, en zapatillas o descalzos, salen y entran de sus casas y sus vidas se traman y destraman alimentándose del paisaje bellísimo del Neuquén. Sus charlas, sus sueños, sus caídas, sus conflictos van naciendo de la naturaleza generosa que les promueve aventuras y edifica el basamento realista del que emerge victorioso el hecho fantástico."

Su poesía con rima y métrica impecables es sutil, leve. En muchos de sus versos aparece el uso del sustantivo con valor adjetivo en aleaciones de honda carga intensiva. Selecciona las palabras cuidadosamente e incorpora un rico espectro de sonoridades, una apelación a la belleza. Hay un equilibrado manejo del humor y un arrimo al versicuento que ejercen una fascinación en los pibes lectores o escuchas.

En el año 2002 creó en Neuquén, donde vive actualmente, la editorial Ruedamares con la intención de editar libros de poesía. Un férreo objetivo que alentó el proyecto y que se ha alcanzado en los libros publicados, fue lograr un equilibrio entre la palabra y la imagen. “Caballo de mar” se titula la colección para primeros lectores y “Pleamar”, que incluye también libros de narrativa, está destinada a adultos

Dice María Cristina en relación a sus intenciones de escritora de poesía:

"...no la tilinguería pintada de rosa, no la pseudoliteratura escrita como en verso cuya vaciedad ofende la disposición para leer que puedan tener los lectores, sino aquella que recupera un sentido especial y subjetivo y diferente de lo que puede proporcionar la literatura en otros géneros. Que queda resonando no sólo por su materialidad fónica sino por la singular lucidez con que ilumina los instantes de la vida, los bordes marginados, el prisma del mundo en la gota de agua"..

Premios y distinciones recibidas

  • Un sol para tu sombrero
    Este libro integró la lista de Honor de la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina, -ALIJA- en 1991. Premio Mejores Textos.
  • Azul la cordillera
    Fue destacado en 1996 en la categoria Texto por ALIJA.
  • De barrio somos
    Fue finalista del Premio Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil Norma - Fundalectura 1997, de Colombia, institución abocada a la promoción y difusión de la literatura para niños y jóvenes.
  • Del amor nacen los ríos
    Integró la Lista de Honor de Alija de 2000, en el rubro Recreación de relatos orales. Tambien, Cuadro de Honor de la Secretaría de Cultura de San Miguel de Tucumán, 1998.
  • Un bosque en cada esquina
    Obtuvo el Premio Nacional Fantasía Infantil 1997,en el rubro Poesía, otorgado por la Fundación Fert, auspiciado por UNICEF, Secretaría de Cultura, Asociación Argentina de Lectura y otras instituciones.

Premio Pregonero*
Obtuvo el Premio Pregonero a Especialista 2002 (12ª. Edición Feria Internacional del Libro de Buenos Aires)


Libros de poesía publicados

Un sol para tu sombrero Libros del Quirquincho 1988.Reedición 1999 Edit. Sudamericana

De papel te espero Edit. Sudamericana- 1995

Un bosque en cada esquina-Edit.Sudamericana 1997

Las sombras del gato- Panamericana Editorial –Colombia

Maíces de silencio Edit. Ruedamares- 2002

La luna lleva un silencio –Edic. Anaya

Algunos libros de narrativa

Cuentos de la buena suerte- Edit.Alfaguara

El árbol de la lluvia- Edit. Alfaguara

Cuentos del bosque- Edit. Santillana

Ruedamares, pirata de la mar bravía – Edit. Norma

De barrio somos- Edit. Norma

Azul la cordillera Edit. Sudamericana

Del amor macen los ríos Edit. Sudamericana

Belisario y el violín- Belisario y los espejos de agua .Edit. Alfaguara

Las lagartijas no vuelan Edit. Sudamericana

El libro de Ratonio Edit.Alfaguara

La rama de azúcar Edit. Santillana

Papelitos Edic. Fondo de Cultura Económico

La secreta sílaba del beso Edit. Ruedamares

Pequeña selección de poemas

“La experiencia de escuchar un poema nos instala otra vez en el ser que recibía la palabra, y con ella el respaldo de una voz, de una cadencia tan cercana al afecto, tan unida a la noción de la propia identidad. La voz que musitaba una cadencia adormecedora, la voz que se tejía en pequeñas intimidades, secretos del vínculo primordial, ese que permite encontrarse en la maravillosa polaridad del yo con otro, del yo que soy yo, gracias al rescate del otro que me reconoce y me acepta. “

María Cristina Ramos

De Maíces de silencio


Caramelo


Este papel que te di

envolvía un caramelo.

Ahora envuelve aire de cielo

con una gaviota en vuelo

y el beso que no te di.

¿Lo ves?

En esta pecera,

uno dos y tres

desfilan dos peces

y otro, no se ve.

¿Será pez de luna

o pez de papel?

Sabanita de agua

dejámelo ver.

Dos peces saludan:

-¿Cómo le va a usted?

Pero yo saludo

al que no se ve.

En esta pecera,

uno dos y tres.

Secreto


Las tortugas pequeñas

no pesan nada,

en el agua se mueven

como las hadas.

Como las hadas y

como las lunas,

vestidas con el claro

tul de la espuma.

Las tortugas pequeñas

saben un paso

suavecito y ligero,

como de raso.

Como de raso y

como de fuga,

que es secreto de baile

de las tortugas.

Es secreto que guardan

bajo la almohada:

las tortugas pequeñas

no pesan nada.

El escarabajo


Sube cuesta arriba

el escarabajo,

por las vereditas

ásperas del árbol.

Se asoma la flor

vestida de gala,

saluda a la abeja

que bebe en su sala,

tropieza en un borde

y se viene abajo.

Sube cuesta arriba

el escarabajo.

De sol


Lavó y enjuagó la alfombra

la abuela hormiga;

agua y espuma en el pelo

y en la barriga.

La puso que se secara

en el cordel;

goterones de agua mansa

caían de él.

Bien seca y asoleada

cuando la entró,

como pétalos caían

gotas de sol.

Mentira


Estaba el sapo cantando:

-Viajaré, yo no sé dónde;

bailaré, yo no sé cuándo.

Estaba el sapo diciendo:

-Algún día en el tranvía,

otro día navegando.

Estaba el sapo mintiendo:

-Este día, volaré.

Entonces, salió volando.


María Cristina Ramos

www.mariacristinaramos.com.ar


Mirta Colangelo