domingo, 30 de diciembre de 2007

TALLER DE DIBUJOS Y PALABRAS de Diana Laurencich








¿Querés hacer tus propios cuentos o tus poemas?

¿ Le cambiarías los dibujos a los libros? ¿o aprender a escribir bien, sin faltas de ortografía, pero sin aburridas repeticiones?

Dirigido a niños de 5 a 12 años, ¡más o menos...no hay que ponerse obsesivo!

Lugar: Atreyu tierra de libros, la librería temática infantil y juvenil además de biblioteca que está en San Juan 43. Mar del Plata.

Dos encuentros semanales

Temas: la guerra, la diversidad cultural, los cuentos archiconocidos que nos contaron cuando éramos chiquitos, los desconocidos por completo, los chinos , los árabes y su escritura, la ecología, sus miedos, los monstruos, las hadas, la poesía , la muerte ,la vida y tantos otros que tengan que ver con lo que les pasa por sus cabecitas...

Acciones: dibujar, ilustrar, escribir, redactar, corregir, comparar, maquetar un libro, leer, investigar, reflexionar, buscar, exponer, jugar con los sonidos, aceptar, trabajar en grupo, defender su postura, etc, etc, etc.

Objetivos: más que objetivos habrá proyectos de grupo para dar respuesta a todas estas dudas que carcomen mi cabeza día y noche...

¿cómo despertamos la curiosidad, el espíritu investigativo, ese estímulo tan necesario para el hacer?

¿Cómo aprovechamos la fantasía de un niño?

¿Cómo la atrapamos al vuelo( porque volar, vuelan ¿eh?) y la plasmamos en un papel?

¿Cómo hacemos para que ellos relacionen esa fantasía con la que alimenta a los grandes escritores, poetas, ilustradores de nuestros más amados libros?

¿Tienen que leer los niños o tienen que producir sus propias narraciones y poemas?

¿Y si los dibujan?, ¿no están usando otro lenguaje para expresar lo mismo?

¿Y cómo sería un cuento igual al que sabemos todos pero ilustrado por niños?

¿Le enseñamos a amar su trabajo pero aceptando y disfrutando del trabajo de su compañero, que quizá no es taaaaannnnn bueno como el de él?

¿Y cuando lo leen y se dan cuenta que les sobran palabras para decir lo mismo, no estamos corrigiendo y enseñando oralidad al mismo tiempo?

¿Cómo le explicamos que es muy práctico el word, pero es una herramienta más, que inventó un señor muy inteligente, pero sigue existiendo la pluma, él lápiz, lapiceras con brillitos, pinceles y tantas otras?

¿Le contamos que nosotros leemos de izquierda a derecha, pero que hay grandes culturas que leen de derecha a izquierda y de arriba abajo? Y una vez que lo saben, le enseñamos los distintos trazos, de nuestra y de otras caligrafías?

¿Cómo hacemos para que se entusiasmen con la ortografía, el terror de las maestras? ¿Y si le agregamos sonido a las palabras no es más fácil?

¡ Y cómo finalmente, hacemos que corrija sus propios errores sin aburrirse, ya que errores tenemos todos y, además para eso están los correctores de las editoriales...

Diana Laurencich


ver blogs: www.padresenapuro.blogspot.com

www.atreyutierradelibros.blosgpot.com

Algunas reflexiones de Diana


Cuanto menos interceptemos la creatividad de los chicos, más indagan en su interior, más expresan.
Es fácil indicarles un camino, el nuestro. Así mostraremos resultados y los padres de los chicos nos adorarán. Pero ese camino , quizá, no sea el que los chicos buscan para su expresión.
En una línea que escriban puede estar expresado todo el dolor o el disfrute de ese día. Debemos estar atentos, no menospreciar nada, ni un punto.
El dibujo y la palabra son dos cosas que se desarrollan juntas, si todo va bien, los chicos gozan de decir disparates, de escuchar sonidos cómicos, raros, que suenen a misterio.
Hagan la prueba, lean un texto sin declamarlo, y luego léanlo metiéndose en él, como si fuesen grandes actores y verán los resultados. No hay que tenerle miedo al ridículo. No atemoricen, ni se atemoricen.
El juego abre puertas, la risa, el acompañamiento, el estar ahí, con ellos, cuando piden un consejo, una técnica, apuntarles algo, pedirles... eso sí.
Un docente que no se divierte con ellos, con su mundo, que no se sienta a su nivel, no puede enseñar nada, porque no tiene nada para enseñarles, los discípulos superan al maestro.
Abramos puertas para ir a jugar.
Lo demás ,viene solo.

visitad mi blog: la ducha de los héroes cotidianos


Y sobrevendrá el asombro ya que Diana, reconocida artista plástica argentina, nos enciende el deseo con sus relatos, con las imágenes que su buen ojo sabe pescar, con su humor y su poesía. Este trabajo con niños revela otra arista de su capacidad creadora.


Mirta Colangelo



Estos textos los escribió Balta


LA MÁQUINA DE HACER ESTRELLAS


Hay dos personitas diminutas que manejan una máquina: una tiene patas rapidísimas y la llaman Fin, otra tiene pulmones gigantes y la llaman Fiu. Fin pedalea , Fiu sopla. Fin hace brillar calentando la estrella, Fiu la enfría para que no explote. Fin es alta, Fiu es baja. Fin es flaca, Fiu es gorda. Fin tiene pelo rubio, Fiu marrón. Fiu llegó y saludó, Fin llegó y el cuento se terminó

OTRA, una hipótesis sobre lo verdadero y lo falso Hipótesis 1 del Dr. Baltasar. Verdad y fusión.


Cuando una chica y un chico nacen de diferentes familias llega un momento en que más o menos de grandes se vuelven verdaderos. Entonces ahí, justo cuando son verdaderos, hacen el amor y sale un hijo, no verdadero o sea, una fusión de dos verdaderos. Después este chico su hace verdadero, se junta con otra verdadera, y sale un chico fusión que se volverá verdadero al llegar a los ,más o menos, 41 años. Cuando se hace verdadero, se junta con otra verdadera, de más o menos 37 años, y hacen un hijo, que es la fusión y por lo tanto no es tan verdaderamente hermoso como su madre o su padre, porque éstos sí son verdaderos. Conclusión: chicos, somos unos falsos pero no se preocupen ya seremos verdaderos..

Metáfora de la libertad


Si querés ser libre comprá tu libertad.
Hay libertades de todo tipo
libertad condicionaL
libertad de un día
libertad de toda la vida
estatua de la libertad
libertad a secas
libertad a mojadas
libertad usada
libertad nuevita
libertad mal venida de fábrica
libertad que no convence
libertad escurridiza
también está la libertad jorobada de Notre Dame
la libertad liberada
la calle libertad
(no falta nada, bah nos falta algo: la condena).

Diana Laurencich

Relato de una experiencia sobre un tema tabú

Un día trabajamos con el libro del pato y la muerte, un libro que no se publicó en Argentina todavía, pero que es del mismo autor del Topito Birolo

Ahora vuelve con una edición preciosa del Pato y la muerte, otro tema tabú para padres y maestros que los chicos toman con total naturalidad:

Vean estos poemas:

De Paloma Romero Gozzi, 10 años.



El pato y la muerte

En este cuento no hay

ni buena ni mala suerte.

Cielo, infierno,

Ángel ,diablo,

Fuego, agua,

Todo diferente pero es muerte.

Hay alas para llegar a las nubes,

Y agujeros para llegar al volcán.

En el cielo hay una luz sobre una estrella

para cada noche

ver a los que más amamos.

Mas la muerte no nos deja ni un segundo.

Acotación:


Cuando Paloma dijo lo de la estrella, se habló de alquilar estrellas para irse a morir, pues la demanda de Venus parece que está en alza! Todos tienen algún pariente o gato ahí!

Este lo escribió Iara: 8 años.


Se llama: Entre el Pato y la muerte.

En este cuento hay

un pato muerto

Y está muerto por el

cuento y está tranquilo

Dormido en su cuento que no tiene versos.

Los pequeñitos, dibujaron a la muerte, algunos la hicieron triste como Joaquín, que la dibujó llorando y con cuernos, ¿y por qué llora Joaco?

Porque le salieron cuernos y porque se murió el pato.



Joaquín tiene 6 años.

Mora, también de 6 años, dibujó una hermosa muerte, llena de colores. Hasta los copos de nieve que caían al morir el pato tenían colores!

Juli, la dibujante de animales, otra niña de 6 años, dibujó a mi gata Nevada, viva y muerta, con una naturalidad maravillosa.

Florencia (10 años) sin paciencia, se quedó escuchando, escribió y borró, borró y se puso triste y después se fue a jugar.



Primer cadáver exquisito


Hecho con los chicos de Atreyu.


Satia Florencia Baltasar Rocío Florencia sin paciencia.

Me llamo Florencia y no tengo paciencia

El más preguntón: cuántos chicos son?

Chancho chistoso con oso

Nacho el perro travieso

El hada de la valentía

El tigre en el espejo

Espero que no pase un avión ahora

El disco comienza a dar vueltas y más vueltas

Lluvia de asado

Quiero pintar,

la linda princesa

Un angelito que no vuela

Vamos pasando la lapicera en ronda

Cuenta cuentos ¿cuántos cuentos cuentan los cuentos?

Mariposa toma al chavo

Quiero dibujar y divertirme

La flor hermosa

Tengo ganas de comer papas fritas

Al fin conocí a una escritora!

Don Quijote y Sancho Panza tomaban Coca Cola?

La Papafrita sin cabeza...

El misterio del príncipe

Aventureros y enamorados.


No hay comentarios: